lunes, 26 de septiembre de 2011

Prevención situacional, edición Oakland

A veces, los pequeños detalles generan diferencias monumentales. Resulta que en Oakland, California, por razones lo mismo ambientales que presupuestales, el gobierno municipal decidió colocar focos eficientes en las luminarias y limitar en algunas zonas las horas de iluminación pública. El resultado parece haber sido un incremento de la actividad delictiva, incluyendo un aumento de 25% en el número de homicidios en comparación con el año pasado. Diversos grupos comunitarios se han activado para exigir mejor iluminación, una medida que resiste el gobierno de la ciudad por el impacto presupuestal. Pueden ver la nota completa aquí (subscripción requerida si ya agotaron su cuota mensual de 20 artículos en el NY Times).

El caso ilustra un fenómeno de extraordinaria relevancia: los criminales toman sus decisiones en el margen. Una minúscula diferencia en su percepción de riesgo, esfuerzo o recompensa puede ser determinante en la decisión de delinquir o no en una situación especifica. Una calle mal iluminada reduce ligeramente la probabilidad de que una víctima eluda al delincuente potencial o bien, que lo identifique posteriormente. El cálculo del agresor se altera por tanto cuando se cambia el foco.

Las implicaciones son monumentales: pequeñas alteraciones en el entorno pueden reducir o aumentar significativamente la incidencia delictiva. Piensen en el caso mexicano: algunas de las masacres en bares, antros y centros de rehabilitación (se me ocurre en específico la del Sabino Gordo en Monterrey, hace algunas semanas) no hubieran sucedido si las calles donde ocurrieron hubiesen sido peatonales (al menos en la noche): de seguro, los sicarios no habrían corrido el riesgo de caminar cinco cuadras de ida y vuelta.

Dos escuelas criminológicas se ocupan de esos pequeños cambios: la prevención situacional del delito y la prevención del delito mediante diseño ambiental (CPTED por sus siglas en inglés). Pueden encontrar elaboraciones teóricas aquí y aquíEste es un cuadro síntetico de 25 técnicas de prevención situacional.

Me ocuparé más del asunto, con aplicaciones posibles para el caso mexicano, en entregas futuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada